dijous, de maig 29, 2008

Periodista de TeleSUR denuncia persecución del Gobierno colombiano



Cuando el fiscal general y ex viceministro de justicia de Uribe anunció la investigación contra él, se cumplían exactamente tres años del atentado del cual William Parra fue víctima en Bogotá y durante el cual recibió 8 puñaladas.

El periodista colombiano de TeleSUR William Parra, quien figura en la lista de civiles que la Fiscalía de ese país anunció el jueves que investigará por presuntos vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), denunció una "cacería de brujas" por parte del Gobierno de Álvaro Uribe

Parra deploró lo que consideró una "estrategia" para tapar la parapolítica y el escándalo de los votos comprados para la reelección del mandatario.

Considera que la aprobación de la autorización legislativa para ser reelecto en 2006 que logró el presidente colombiano, en momentos en que la Constitución colombiana prohibía tal figura, es ilegal "ya que la compró a cambio de puestos en el Estado".

El jueves el Fiscal general de Colombia, Mario Iguarán, anunció que 11 civiles, entre los cuales periodistas, activistas sociales y congresistas, serán investigados por presuntos vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Para William Parra, figurar en esta lista significa "ser un chivo expiatorio, formar parte de una cacería de brujas que busca tapar un escándalo que en este momento estaba llegando muy cerca del presidente Álvaro Uribe".

"Era el escándalo de las prebendas que se dieron a varios parlamentarios, en este caso a Yidis Medina y a Teolina Bandaño precisamente para aprobar la reelección", recordó.

Más persecuciones
No es la primera vez que la justicia colombiana o la Policía Nacional persiguen al periodista. Hace tres años y medio, cuando trabajaba para la agencia de noticias Reuters, entrevistó al número dos de las FARC en ese momento, Raúl Reyes.

Luego de publicada la entrevista, el director de la policía de ese entonces, "el general Jorge Daniel Castro me llamó a través de una mentira, me hizo ir a su oficina. Me dijo que tenía una información sobre mi seguridad personal".

Efectivamente acudió a la oficina con otros dos colegas periodistas. "Y el general me tenía preparada realmente una emboscada, estaba allí también el comandante del Ejército de Colombia".

"Después de darme un discurso bastante largo sobre la necesidad de colaborar en el establecimiento de la Seguridad Democrática, el general me dijo prácticamente que tenía que llevarlo hasta donde estaba Raúl Reyes", recordó en la entrevista con TeleSUR.

Invocando la ética periodística y la Constitución de Colombia, la cual garantiza la identidad y la reserva de las fuentes, Parra se opuso a la petición.

"En Colombia decirle que no a un general, al director de la policía en este caso y al comandante del Ejército que era el general Martín Orlando Carreño, era prácticamente firmar una sentencia", destacó. Una sentencia que a partir de allí significó para él una persecución por parte del Estado colombiano.

Apuñalado 8 veces
Este jueves 22 de mayo, cuando el fiscal general anunció la investigación contra los 11 civiles, se cumplían exactamente tres años de un atentado del cual William Parra fue víctima, precisamente dos meses después de haber salido de la oficina del general Jorge Daniel Castro.

"Un atentado en el cual me dieron 8 puñaladas. Ese fue el resultado de haberle dicho no a la policía. Cuando finalmente no pierdo la vida, empieza otro tipo de persecución, intentaron involucrarme por diferentes partes como un colaborador, como un miembro de la guerrilla", denunció Parra, quien aseguró que el ataque "fue organizado desde la Policía Nacional colombiana".

Parra denunció que el Gobierno del presidente Álvaro Uribe, desde su llegada al poder en el 2002, ha silenciado prácticamente a los medios de comunicación.

"Todos los grandes medio impresos, los canales de televisión, las radios, están al servicio de una causa, al servicio de la causa del presidente Uribe. En ese sentido tratan de tapar el escándalo de la 'parapolítica', tratan de tapar el escándalo con el cual el presidente compró los votos para salir reelecto".

Explicó que "cuando hay periodistas que tratamos de buscar el otro lado de la noticia, como nos enseñan en las facultades de periodismo, a buscar esas otras voces, claro, inmediatamente no formamos parte de ese coro aúlico que está siempre exaltando al mesías Álvaro Uribe".

Y por esta razón son perseguidos periodistas, "solamente por ejercer dos principios fundamentales: el derecho a la información y el derecho de información".

"En Colombia hay un conflicto armado, pese a que el Gobierno de Álvaro Uribe no lo quiera reconocer. Y un conflicto es entre dos. O sea que no podemos entrevistar solamente a quienes están en los cuarteles, que es lo que están haciendo los medios de comunicación".

"Cuando uno se pone a buscar a esa otra parte que es la guerrilla, es visto como un enemigo del Estado por cumplir ese sagrado derecho de la libertad de informar".

"Estoy tranquilo"
Actualmente, Parra está sindicado de un delito que dice no conocer. "Hasta ahora nadie sabe de qué nos están acusando, nadie sabe cuál es delito que nos están acusando. Supuestamente son 'presuntos vínculos con las FARC'", comentó.

Enfatizó que en el ejercicio del periodismo, "uno tiene de adelantar contactos con sus fuentes. Y si las fuentes son ilegales, clandestinas, pues los contactos tienen que ser clandestinos. Allí están absolutamente claros los contactos, allí están todas las entrevistas que he hecho con los dirigentes de las FARC, con los dirigentes del Ejército de Liberación Nacional (ELN)".

En una época fue acusado de ser el periodista que le hacía el trabajo político al ELN, después de haber hecho la entrevista de unos turistas extranjeros que estuvieron retenidos por el ELN en la Sierra Nevada de Santa Marta.

"Ahora me acusan de ser presuntamente de las FARC. Entonces el ejercicio del periodismo me está llevando a ser víctima de estas acusaciones", dijo.

Pero William Parra está tranquilo y asegura no tener ninguna preocupación. "Todo lo que he hecho lo he hecho absolutamente claro, de cara al país", revindica.

"El gobierno colombiano está interesado en que el conflicto colombiano no salga en las noticias", finalizó.

Etiquetes de comentaris: , , ,

2 Comments:

Anonymous Anònim said...

Haces muy bien tu trabajo, pero del aire no se vive...Quien te financia? seguro que gente muy poderosa. Tienes engañada a mucha gente pero nosotros sabemos quien eres Conoces el estribillo: Te conozco bacalao, aunque vayas disfrazao...
Por cierto como está tu intimo amigo Vicent Chanza, a que se dedica, sigue en el ejercito español?

2:58 p. m.  
Blogger David Segarra said...

Pues amigo solo tienes que tener paciencia y llegar a los créditos (esas letritas que salen después de las películas). Ahí verás quienes son los oscuros y poderosos entes que nos financian: Ávila TV, TeleSur y VTV. Y el Vicent y yo pues sí, nos dedicamos a hacer documentales y el entrenamiento nos viene bien para reportajes de conflicto. Gracias por tu preocupación. Por cierto aquí el único que va disfrazado es el que se oculta en la cobardía del anonimato... ¿Clarito no? Nos estamos viendo por Caracas.

10:01 p. m.  

Publica un comentari a l'entrada

<< Home